Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que las redes sociales están de moda, pero esta afirmación puede ser malinterpretada al pensar que estas plataformas son algo pasajero, que está en boga hoy, pero que mañana podrían desaparecer, o si no lo hacen, dejarán de tener el peso  que poseen actualmente.

Entonces, algo nos hace click y comenzamos a dudar que sean un simple destello de las nuevas formas de comunicación en esta era digital, pues han pasado de ser un medio de interacción y ocio, a tener un papel relevante en muchos rubros, al grado de llevarse a cabo transacciones a través de ellas con fines comerciales o de negocios.

Así pues, que estén de moda no quiere decir que las redes sociales sean algo banal o que no tengan utilidad, todo lo contrario,  constituyen el medio de comunicación más utilizado sobre todo por las nuevas generaciones, pero otros sectores poblacionales han visto sus beneficios o ventajas, incluso cuando no las ocupen en la misma medida que los más jóvenes. En un mundo regido por las tecnologías de la información, un curso de Community Manager y Blogger resulta sumamente práctico para aprovechar estas plataformas, tomando en cuenta que deben considerarse como pequeñas comunidades virtuales con dinámicas muy fluctuantes.

Entonces, el primer paso a dar si se pretende incursionar en la gestión de las redes sociales, es comprender que el término hace alusión precisamente al hecho de que estamos ante un universo que se encuentra interconectado por una plataforma concreta (por ejemplo Facebook y su red de usuarios) en la que se desempeñan diversas actividades virtuales, como puede ser entablar una conversación escrita mediante un chat, presentar diferentes aspectos de un perfil mediante imágenes e información (puede ser personal o el de una empresa), contactar a gente del otro lado del planeta, e incluso comprar o vender productos y servicios online.

No obstante, tener cuenta de este panorama no resulta suficiente si uno se quiere convertir en un Community Manager, pues dirigir y mediar la interacción en plataformas como Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Google Plus, YouTube, o bien, manejar un blog, requiere de un grado de especialización incluso cuando se sea un usuario recurrente de estas plataformas de manera personal y se crea que se sabe todo al respecto. Si bien cualquier persona puede manejar todas las funciones de cada red social, pues fueron creadas de manera que resultaran amigables para cualquier usuario, para dinámicas más complejas que manejar las cuentas propias es necesario tomar en cuenta más aspectos de los aparentes.

Una de las razones para tomar un curso de Community Manager y Blogger es la de poder conocer cada red social o plataforma más allá de lo usual o lo que todos saben, por ejemplo, uno puede ir por el mundo y preguntarle a cualquier persona cuál es la característica principal de Twitter, y muy probablemente ese individuo responderá que es comunicar algo con pocas palabras, pues la plataforma está diseñada para presentar mensajes breves con la finalidad de generar una interacción al instante.

Pero será más difícil que la misma persona, si es que no cuenta con conocimientos más profundos del tema,  sepa responder qué sectores de la población son los que más ocupan esta red, o bien, qué impacto puede tener en la reputación de una personalidad cuando se da un mal manejo de la cuenta.

Otra de las razones para inscribirse en un curso de Community Manager y Blogger,  y que se desprende de lo que acabamos de decir, es conocer el impacto que tienen estas plataformas en diferentes ámbitos, pues se puede observar la utilidad o el provecho que se les puede sacar para diversas actividades, por ejemplo, ya que se sabe cuáles son las características principales de cada red, puede identificarse la más propicia para dar a conocer una marca, para vender una mercancía o un servicio, para interactuar con potenciales clientes, para hacer estudios de mercado, e incluso para presentar un proyecto de carácter artístico o cultural, las posibilidades y los campos de acción son casi infinitos, pero siempre deberán estar mediadas las interacciones para llevar a buen puerto el propósito que se tenga.

Asimismo, resulta necesario un curso de Community Manager y Blogger para conocer aspectos técnicos, por ejemplo el estudio de cuestiones de informática, como los parámetros que influyen para catalogar a un contenido como uno “de calidad”.  Para clarificar esta parte,  es útil preguntarse: ¿Quién califica los contenidos que aparecen, por ejemplo, en un blog?

Explicamos: Se trata de inteligencia artificial que mediante algoritmos, rastrea aquellos que cumplen con lo necesario, como la extensión de los contenidos, su originalidad, si cuentan con imágenes (tomando en consideración la calidad/resolución de las mismas), etcétera. Con base en esto, el contenido adquiere más visibilidad incluso de manera orgánica, es decir, que si se siguen las pautas, de manera gratuita el contenido tendrá mayor presencia en internet.

Como puede observarse, la popularidad de las redes sociales y plataformas digitales de comunicación como lo es cualquier blog, es tan grande que implica aspectos que a un aficionado se le pueden ir de las manos, de ahí la necesidad de que existan personas encargadas de gestionar los procesos que se llevan a cabo, más cuando se trata de los perfiles o las cuentas de personas o entidades que tienen una presencia importante en determinado sector o que pretenden tenerla. Si te interesa tomar un curso de Community Manager y Blogger enfocado en la moda, no hay mejor opción que iModae, una escuela orgullosamente mexicana que se destaca por relacionar este universo con el de los negocios.