La imagen personal es una forma de comunicar a través de la cual se refleja la identidad de alguien especial, admirado y atractivo. Para crear un estilo que sea recordado por quienes nos rodean, se debe tomar en cuenta que cada estilo es único y va ligado a la personalidad de quien lo porta.

Uno de los puntos clave para empezar a definir un estilo personal es concretar a qué se quiere llegar, qué es lo que la persona quiere transmitir, cómo le gustaría ser recordado, y cómo quiere que los demás lo vean, todo esto debe estar de forma congruente con su personalidad.

La mejor imagen es la que refleja el objetivo principal apegándose a la misión requerida, combinando lo que se hace, dice, y luce. De forma profesional se ha estudiado la imagen desde hace muchos años pasando por diversas teorías de semiótica, significado-significante, e incluso psicológicas, pero ¿por qué no relacionarlo directamente con la moda?

La imagen y el estilo personal es de suma importancia para darle cuerpo, forma, y esencia a una persona, marca, o artista; por lo que la demanda de asesores de imagen ha crecido considerablemente. Esta profesión busca trazar una línea en la que el cliente encuentre el camino para llegar a sus objetivos de la mano de un profesional en el tema.

Se debe considerar que la imagen es la primera impresión que se tiene, el contacto instantáneo, pues como una carta de presentación con los demás, sea un público dirigido, o cualquier tipo de relación. En el caso de la moda como tal, el cuidado del cabello, atuendo, cuerpo, y elección determinarán cual será la proyección. La imagen y estilismo de moda tiene como una principal necesidad mejorar, perfeccionar la imagen deseada.

También, cabe destacar que en el mundo de la imagen pública, la creación de estilo, y la asesoría institucional y personal, son de gran importancia y cuidado desde la perspectiva de la comunicación, ya que con base en estas herramientas incluso se podrán realizar estrategias de marketing y mensajes específicos.

Para ofrecer servicios en imagen y estilismo de moda debes de considerar aspectos básicos como la misión y visión, el branding, la identidad, y la meta a donde se desea llegar.

Una vez que conoces realmente el objetivo, a la marca, o a la persona, elabora estrategias que sean claras, medibles, y alcanzables; apunta todo lo que te llegue a la mente, crea una lluvia de ideas, trabaja en equipo, considera el consejo de los demás, pero sobre todo escucha a tu cliente.

Si quieres aprender cómo mejorar tu imagen personal y  estilo, iModae ofrece un workshop en este tema que te ayudará a comprender los principios básicos de color, tendencias y moda y cómo aplicarlos a tu día a día. Da clic aquí para más información.