Escoger los zapatos perfectos para esa falda increíble y crear el estilo perfecto se ha convertido en más que un hobby,  y hoy en día, es una de las profesiones con mayor crecimiento de la industria de la moda. Sí, estamos hablando del Personal Shopper, el encargado de seleccionar y combinar prendas y accesorios que acentúen la personalidad única de sus clientes.

Convertirse en un asesor de imagen profesional requiere de ciertas cualidades que no todos cumplen. Aquí te dejamos 5 características esenciales que debes tener para hacer una carrera exitosa como Personal Shopper:

  1. Actitud de servicio al cliente. Gran parte de este trabajo consiste en comunicarse con la persona que pide la asesoría y asegurarse que sus necesidades de estilo, gusto y personalidad se vean reflejadas en su imagen, por lo cual es imprescindible un trato amable y saber escuchar qué es lo que el cliente busca.
  1. Profesionalizarse. Tener buen gusto no es suficiente, es necesario conocer el mercado y las demandas del sector para ofrecer un servicio profesional y único, lo cual te hará destacar de las agencias y otros profesionales que serán tu competencia. Invertir en tu educación con cursos y diplomados es un must que debes considerar para sobresalir en el mundo de la asesoría de imagen.

 

PERSONAL SHOPPER4 1024x537 Las 5 características de un buen Personal Shopper

  1. Atención por el detalle. Sabemos que en lo relacionado con la imagen, cada parte cuenta y un pequeño error puede hacer que un look que parecía perfecto no lo sea. Es por esto que un Personal Shopper debe tener un cuidado especial en cada detalle para que al final, el cliente brille por él mismo y no por las imperfecciones o descuidos en su outfit.
  1. Estar al tanto de las últimas tendencias de moda. El escenario de la moda se caracteriza por cambiar constantemente y mantenerse siempre en evolución, y como Personal Shopper deberás esta al tanto de las tendencias que se generen en las pasarelas o en la calle. Cada cliente es diferente, y por eso, deberás poder analizar los estilos propuestos por las marcas y casas de moda y cómo éstas pueden combinar (o no) con la personalidad y gusto de tus clientes.
  1. Eficientar los recursos. Las tops Personal Shoppers como Nicole Pollard de LaLaLuxe, o Catherine Bloom para Neiman Marcus, quizá puedan darse el lujo de no ver las etiquetas al momento de comprar para su lista de clientes, sin embargo, la realidad de un Personal Shopper es que muchas veces trabajará bajo un presupuesto. Por lo cual, es importante saber qué ítem vale lo que cuesta, a qué tipo de evento asistirá la persona asesorada y cómo esa adquisición encaja en el resto de su guardarropa.

Ser el encargado del estilo de alguien más es una gran responsabilidad, pues esta persona te confía su carta de presentación al mundo: su imagen. Si quieres especializarte en la asesoría de imagen como Personal Shopper, puedes empezar con este curso. Haz clic aquí para más información.