Ya hemos mencionado en varios post la pertinencia de mantener una imagen personal que se complemente con nuestra personalidad y que al mismo tiempo nos permita hacer crecer nuestras oportunidades en el mercado profesional. A veces pensamos que basta con lucir bien peinado o con la ropa limpia, pero lo cierto es que nuestra vestimenta, maquillaje y accesorios mandan mensajes sumamente importantes y estos pueden beneficiarnos o perjudicarnos por completo.

Otra preconcepción sobre este tema es que sólo las figuras públicas necesitan poner atención a estos aspectos visuales, pero tal afirmación no es del todo cierta. La prueba es el gran aumento de demanda por parte del público para acceder a un curso de asesoría de imagen hasta el punto de extenderse a otros públicos, que antes no lo consideraban necesario, empiezan a aplicar este tipo de técnicas para acceder a mejores oportunidades dentro de su ámbito profesional. Los artistas son uno de sus grupos y abordaremos la relación entre la imagen personal y el éxito creativo en este artículo.

El mundo de la moda siempre ha tenido una relación muy directa con el arte a tal punto que uno y otro se influencian de manera constante. En este caso no es extraño pensar en la necesidad de un artista para expresarse no sólo a través de una disciplina en particular (cine, teatro, escultura, pintura, entre otros) sino también a través de su apariencia.

En contraparte con lo expuesto hasta ahora, por mucho tiempo se ha pensado que los artistas son seres especiales y que bajo la justificación del genio creativo no necesitan preocuparse por cómo lucen ni en generar intereses comerciales hacia su obra. Sin embargo, eso podría ser válido en el pasado cuando eran pocas las personas que se dedicaban al arte y había un mayor número de iniciativas relacionadas con el mecenazgo que lograban financiar completamente cualquier tipo de proyecto.

Actualmente, el artista debe preocuparse por obtener recursos para la financiación de sus obras y generar las suficientes ganancias para crear su propio patrimonio. Esta situación puede volverse abrumadora para los artistas, quienes no están acostumbrados a pensar en cuestiones pragmáticas o que no quieren traicionar su postura estética en pos de conseguir más dinero para su trabajo. Sin embargo, no hay porqué preocuparse, justamente lo que nos enseña un curso de asesoría de imagen es crear una identidad atractiva para las otros usando como base nuestra propia personalidad y aptitudes.

No se trata de disfrazar sino de potencializar nuestro atractivo y obtener los recursos que necesitamos. Por otra parte, la importancia de la imagen personal ha estado en el mundo del arte desde siempre, aunque, tal vez, en siglos pasados no se veía como una herramienta de trabajo.

Pensemos en todas aquellas personas que han marcado la Historia gracias a sus obras: Salvador Dalí, Frida Kahlo, Diane Arbus, Pablo Picasso o Fernando del Paso; todos ellos tienen una manera muy característica de vestir, peinarse y maquillarse y estos elementos los distinguen e identifican tanto como la magnificencia de su obra.

Eso es justo lo que necesitamos lograr en la actualidad: proyectar una obra a través de la imagen personal y que consiga la atención de los consumidores e inversionistas, sean privados o institucionales.

  • El artista puede generar una imagen atractiva a través de tres ejes muy particulares: Ropa. No existen reglas rígidas para delimitar cómo debe vestirse un artista, pues como ya lo comentamos esto depende mucho de la personalidad. Lo que sí puede hacer es realizar ciertos ajustes que correspondan con los distintos ambientes en los que se relaciona. Por ejemplo, en el caso de un pintor puede usar la ropa de trabajo en la soledad de su estudio, pero al asistir a la inauguración en una galería tendrá que usar ropa casual si el contexto lo requiere o un traje de gala si se trata de una ceremonia oficial. Siempre puedes añadir a estas directrices algún accesorio que te distinga.
  • Relaciones sociales. En el mundo actual, los proyectos se crean gracias a las conexiones que las personas van realizando. En una presentación editorial puedes conocer al próximo editor de tu libro, o en una fiesta al galerista que puede colocar tus fotografías en una exposición prometedora. Pero no basta con que asistas, tu apariencia debe resaltar y acercarte orgánicamente a las personas que pueden ayudarte en tus proyectos. De conversaciones afables en after partys han salido festivales de cine, coloquios de arte y colecciones editoriales importantes.
  • Expresión oral y escrita. Como artistas emergentes muchas veces nos tocará argumentar para conseguir financiamiento para nuestros proyectos o reservar un escenario o conseguir cualquier otro tipo de materiales. Estas argumentaciones pueden solicitarse de manera presencial o por escrito y será necesario que el postulante cuente con los elementos necesarios para poder exponerlos con claridad y eficiencia. Las instituciones e inversionistas reciben centenares de solicitudes al año y sólo otorgan estímulos limitados y lo hacen hacia proyectos que destaquen por su originalidad, pero también para aquellos artistas que demuestren dominio en el conocimiento y competencias en la disciplina artística en la que se desarrollan. Como los inversionistas no pueden vernos trabajar directamente, nuestras argumentaciones serán las herramientas que nos servirán para convencerlos de la pertinencia de nuestro proyecto artístico.

Esperamos que estos breves consejos sean de utilidad para todos los artistas que buscan mejorar la exposición de sus obras o para conseguir la ayuda para concluir algún proyecto literario. Recuerda que últimamente el auge de las empresas culturales es muy importante y se puede convertir en una buena alternativa para hacer dinero a través de lo que te apasiona.

Si te intereso el tema y quieres conocer más sobre el curso de asesoría de imagen enfocado a los artistas te invitamos a nuestro próximo curso de “Imagen y coaching para artistas”. En este curso abordaremos los siguientes temas: lenguaje corporal, moda contemporánea, branding personal y otros más. Si quieres inscribirte o solicitar más informes puedes enviarnos un correo electrónico a info@imodae.com

¡Hasta la próxima!