Las tendencias en la actualidad han sido de suma importancia para la investigación en las diferentes áreas de las ciencias sociales en todo el mundo. El estudio sociológico ha ido creciendo debido a que suele ser muy preponderante la manera en que cierto grupo de personas actúan, los lugares que frecuentan, los viajes que realizan, los restaurantes en que comen, los parques que visitan, los artículos que compra, etc. Resultan también importantes factores como el consumismo y hábitos comunes del individuo actual para estos estudios.

Las tendencias en el mundo de la moda se forman en las calles, en los estilos de vida de cada persona, en los lugares a los que asiste y en las funciones que más gustan. Estas tendencias generan patrones identificables para personas que pretenden pertenecer a algún ámbito o grupo particular. Los conocimientos sobre estos patrones se pueden adquirir a través de un curso de tendencias de moda.

Las tendencias van de la mano con el sentido de la moda, son las actitudes que se toman por medio de patrones que se siguen a través de conductas y hábitos cotidianos. Un patrón llega a ser tendencia cuando se segmenta en grandes grupos que con el paso del tiempo se van difundiendo alrededor de una zona, ciudad o incluso el mundo. Hay tendencias que se quedan; hay tendencias que son más efímeras. Las macrotendencias son globales; las microtendencias están dirigidas a pequeños grupos sociales. Algunas se basan también en las tribus urbanas existentes y, desde luego, en los diferentes niveles sociales y culturales. Las tendencias se van dividiendo dentro de los colores, formas, texturas, sabores y olores en cuestión de todo.

Un curso de tendencias de moda le ayuda al individuo a entender que las tendencias van de la mano con todos los sentidos y las variadas formas en que éstas se presentan, ya que se tiende a tener ciertos patrones que van imponiendo moda con el paso del tiempo, todo esto a la vez que aprende cómo ser un excelente coolhunter, término acuñado por la mercadología y la publicidad para designar a la persona encargada de cazar las tendencias de la moda (de allí el nombre), una profesión que en las últimas décadas se ha hecho cada vez más importante.

Un buen coolhunter es una persona analítica, observadora, creativa e innovadora que investiga, estudia y es capaz de hacer una predicción acerca de las tendencias futuras, no sólo en el ámbito de la moda sino en todos los aspectos sociológicos de un grupo de personas o fenómeno social en general. Los coolhunters buscan y cazan las tendencias en las calles, donde está la verdadera esencia de las ciudades, donde los streetstylers les ayudan dándoles una respuesta clave para analizar sus conductas sociales, incluyendo la moda.

El coolhunter se dedica básicamente a buscar información sobre todo lo que respecta a los temas en torno a la moda a través de la observación física y digital, es decir en las calles y también en el internet, debe ser alguien con la mirada muy desarrollada, capaz de entender el comportamiento de la sociedad, analizando todos sus estereotipos, una persona enterada de la actualidad en la que vive y de todos los ámbitos que la conforman, además de informarse sobre lo que ocurre en capitales de la moda como Nueva York, Tokio, París, Milán, Londres o Sao Paulo. Otros términos designados para las personas que se dedican al coolhunting son trendsetter o influenciador.

Los coolhunters suelen camuflarse entre la gente a la hora de hacer sus investigaciones de campo y a partir de ahí hacen informes y reportes que les servirán para diagnosticar los gustos o tendencias actuales, además de la idiosincrasia de las personas, lo que determina su moda o lo que entienden por moda.

En nuestro país ya se puede estudiar coolhunting y tendencias de moda de manera profesional. Existen instituciones como iModae, la primera escuela de negocios de moda en México, que brindan asesoría en cuanto a esta actividad. El curso de tendencias de moda impartido por iModae proporciona a sus alumnos las herramientas para ser un profesional en capturar los estilos marcados por la sociedad en sus diferentes ámbitos.

La importancia de formar profesionales del coolhunting radica en que éstos son de gran valor para las empresas de publicidad y marketing, ya que a través de ellos los productores o diseñadores de moda pueden darse cuenta de cuáles son realmente los cambios que deben hacer para que su producto suba de valor. Por lo anterior, la información recabada por los coolhunters abre un nuevo paradigma en el proyecto de mercadeo, orientando las mercancías y campañas de publicidad hacia las tendencias y ayudando en los procesos de packaging, promoción del producto o servicio y, por supuesto, en las ventas.

El curso de tendencias de moda ofrecido por iModae forma a personas capaces de desempeñar esta actividad a la perfección. Nuestros egresados son en su mayoría profesionales que suelen desempeñar labores y estar en puestos de gran importancia en empresas de marketing y publicidad y en importantes agencias de investigación de tendencias, niche marketing (mercadotecnia especializada en el mercado) y agencias creativas dedicadas a la moda.

Para mayor información sobre nuestro curso de tendencias de moda visite nuestra página en internet y consulte nuestros planes de estudio para elegir el que más se ajuste a sus planes profesionales. En iModae tenemos muchos cursos y diplomados al respecto de la moda y sus tendencias.