Las flores son un elemento significante en la ceremonia de matrimonio por lo que se les debe de dar el intenso cuidado al escogerlas  para que se logren acoplar a los novios, temática, temporada, y presupuesto. Un wedding planner debe tomar en cuenta los siguientes puntos para dar una correcta asesoría a sus clientes en relación con las flores.

1. Escucha los gustos de la novia: ¿Cuáles son sus flores favoritas? ¿Qué colores le apetecen? Es cierto que el profesionalismo de un wedding planner se ve en escuchar y en dar soluciones a los clientes, pero no te límites a lo único que te indiquen, siempre ve por más, abre una amplia gama de opciones y verifica que haya disponibilidad de la flora, y que enaltezca la ocasión.

2. Infórmate con proveedores: Acude con distintos floristas, conoce el producto, no te quedes con la idea de sólo ver fotografías en redes sociales o en la página de internet. Pide recomendaciones de otros clientes, y también que te muestren sus productos y servicios en otras bodas.

3. Ten en cuenta la estación del año: Recurre a jardines e invernaderos, busca información de qué flores están en tendencia, hazlo saber a tus clientes. También sugiere centros de mesa y adornos en general que vayan de acorde al lugar donde se celebrará la ceremonia. No es lo mismo flores para un jardín, para un salón, el campo, o la playa. Esto hablará para bien de tu experiencia como wedding planner.

 Consejos para elegir las flores en una boda

4. Considera dónde usarás las flores exactamente: No sólo se usan como adorno en la mesa, sino que a la flora se le puede sacar mucho provecho exaltando el gran día; un arco a la entrada del pasillo, un altar en la ceremonia espiritual o cívica, una alfombra de pétalos, en la recepción, ¿o por qué no, una flor sin tallo colocada en los platos de los invitados antes de degustar la comida?

5. Ramilletes en invitados de honor: Los seres más cercanos a los futuros esposos tienden a portar un pequeño distintivo en el vestido o traje, por lo que un wedding planner deberá hacerse cargo de comunicárselo a los padres, abuelos, o incluso a los hermanos de los novios. Para seleccionar el ramillete te puedes ayudar de las características de la vestimenta de quienes lo portarán.

6. El ramo de novia: El estelar del estelar, las flores protagonistas. El arreglo más íntimo de la ceremonia, totalmente al gusto de la festejada, desde colores minimalistas, pasando por los pasteles, hasta los más vibrantes. Como wedding planner hazle saber a la futura esposa que primero debe comprar el vestido para después elegir el ramo, pues depende del estilo y combinación que haga con éste.

¿Te gustaría saber más consejos sobre el profesionalismo de un wedding planner? Conoce muchas más herramientas para especializarte en coordinación de bodas con este curso que iModae tiene para ti.