Tomé el vuelo de las 3 am México – Madrid, y hasta ahora el “Jet Lag” no me ha matado. El domingo llegué y respiré el cálido aire de Madrid, ya extrañaba. Me alisté para instalarme en el lindo barrio de Chamberí, tomé un taxi a ... read more