La tendencia que Rihanna y Alexander Wang comparten viene con zapatillas de tacón de aguja y pants de Puma y se llama athleisure. Esta palabra que inundó los blogs y portales de moda en el 2016 viene de la combinación de athletic (atlético) y leisure (ocio). Aunque parecieran contrarios, su unión ha hecho la fuerza en las pasarelas y en la calle.

Las celebrities como Selena Gómez, Blake Lively y Gigi Hadid se han apuntado al furor por el chandál mezclado con texturas como satín, punto o cuero. Incluso Beyoncé no ha podido resistirse al athleisure y decidió colaborar con Topshop para crear prendas cómodas y versátiles. Stella McCartney y Yohji Yamamoto también se unieron a esta tendencia colaborando con Adidas con colecciones de ropa y calzado.

Ath4 Athleisure o cómo verte cool en ropa deportiva

Este estilo inusual se apoderó de los desfiles y de la calle. Los millenials se han visto seducidos por esta tendencia que está entre lo sporty y lo más trendy de la temporada. Vestidos con tennis, aros gigantes, hoodies con zapatillas Jimmy Choo, el athleisure ha cambiado la manera de ver las prendas deportivas y se ha adaptado al vertiginoso ritmo de vida de una generación que ama lo cool y no tiene miedo a romper los esquemas.

Si quieres ser un experto en tendencias, tenemos un curso para ti Imagen y Estilismo de Moda