¿Quieres iniciar tu propia marca pero no sabes cómo? No te preocupes, en Imodae hemos desarrollado para ti un curso especializado para comenzar un proyecto rentable disminuyendo al máximo las probabilidades desfavorables. Y es que el diseño y estilismo de moda pueden parecer empresas fáciles de montar, sin embargo, el mercado es mucho más amplio, competitivo y abierto a cualquier persona con creatividad, por lo que destacar se vuelve cada día más complicado.

En este post vamos a dejarte una serie de recomendaciones muy básicas para iniciar tu marca de ropa o estilismo de moda. Si quieres tener acceso a un plan mucho más avanzado te recomendamos nuestro curso para iniciar tu negocio en la moda. Nuestro principal objetivo será presentarte los nuevos modelos de financiamiento y estrategias para crear una marca exitosa a través del estudio de casos reales que nos ayudará a comprender de manera mucho más clara el funcionamiento de estas estrategias.

Mientras tanto, dejamos este preview y esperamos te animes a formar parte de nuestro instituto. Y recuerda, nunca que te quedes con las ganas de cumplir tus sueños, pues en ellos se encuentran las claves para construir tu futuro.

l  Vigila la calidad de tus materiales. Una de las particularidades de la ropa de autor es que este tipo de proyectos generan piezas casi únicas en donde el diseñador no sólo busca presentar una prenda “bonita” sino también materiales fuera de lo común, orgánicos o fabricados con procedimientos tradicionales que casi los convierten en una obra de arte. Por lo tanto, siempre vigila que la calidad de tus materiales sea muy alta y nunca traiciones este elemento por alcanzar una producción mucho más grande. Este tipo de filosofía le otorgará a tu marca un sello de exclusividad que le dará la notoriedad que buscas.

l  Capacítate constantemente. Existen muchos genios que aprendieron sobre estilismo de  moda de manera autodidacta, sin embargo, en la actualidad existen numerosos cursos que nos permiten perfeccionar nuestros conocimientos sobre ciertos temas y disminuir las posibilidades de riesgo que todos los proyectos independientes pueden llegar a desarrollar. No sólo te enfoques en clases de diseño, un cursito de marketing digital o de emprendimiento pueden otorgarte otras herramientas que fortalecerán la estabilidad de tu marca.

l  Enfócate en un nicho comercial. Una buena manera de comenzar un negocio sólido es realizando un estudio de mercado y encontrando los nichos que están desatendidos. Esto te dará una mejor perspectiva de cómo lanzar tu proyecto y comenzar a generar ganancias, así como ganar la atención de la gente. Por ejemplo, si quieres iniciar tu marca lanzando una línea de ropa para bebés, es probable que te cueste un poco arrancar, puesto que podemos encontrar estas prendas hasta en los centros comerciales. Lo que hará la diferencia es tu enfoque en algún material o sistema de producción. Usando el ejemplo anterior, una manera de trabajar a través de la atención de nichos de mercado sería lanzar una línea de ropa para bebé inspirada en la moda tradicional japonesa.

l  Haz un plan monetario. Este elemento es básico para cualquier proyecto de emprendimiento y nunca lo debes pasar por alto, sobre todo porque los materiales necesarios para el estilismo de moda o fabricación de prendas puede llegar a ser un tanto costosa. Es muy probable que al principio necesites invertir dinero propio y no puedas solventar un sueldo como tal para tu equipo de trabajo, pero es necesario para la salud del proyecto que lo tomes en cuenta para proyecciones futuras y que el presupuesto se vaya moviendo hacia un punto en el que ya no tengas que poner dinero de tu bolsillo para pagar materiales y cubrir los sueldos de tus trabajadores así como el tuyo. Considera que el dinero generado por la marca tiene que cubrir cuatro aspectos básicos: materiales, producción, gastos administrativos y ganancias.

l  Construye relaciones sociales óptimas. Finalmente ve creando lazos con otros creadores, marcas y empresas que pueden ayudarte a potencializar tu marca. Aquí un ejemplo de esta necesidad: en los últimos años se han puesto de moda los bazares de diseño y muchas marcas los ven como el mejor escaparate para exponer su trabajo o para crear contactos. Pero, aunque es una buena estrategia, evalúa si tu marca realmente corresponde con el espíritu del bazar.

Si diseñas piezas de lujo, estas tendrán muy poco éxito en bazares que se presentan en zonas populares. En este caso tu trabajo conseguiría mejores resultados en una galería o en una tienda especializada, y para poder llegar a esos aparadores necesitas acercarte a las personas adecuadas. Justamente de esto se trata hacer relaciones públicas óptimas: no es lograr que todo el mundo te conozca, sino la gente adecuada y que pueda estar interesada en tu línea de trabajo.

Si quieres conocer más detalles sobre cómo lanzar tu marca de diseño sin perecer en el intento te invitamos a nuestro próximo curso “Cómo iniciar tu negocio de moda” donde abordaremos distintos ejes temáticos enfocados a mejorar las estrategias de trabajo que presentan los creadores emergentes y ayudarlos a concentrar sus ideas para alcanzar niveles mucho más rentables. El objetivo es que nuestro país se convierta en una fábrica de innovación, efectividad y talento en la industria de la moda.

Algunos de los temas a tratar son: valor del emprendimiento, trabajo en equipo, tendencias, marketing, entre otros. Para obtener más informes sobre este y otros cursos o escribirnos a info@imodae.com

¡Te estaremos esperando!